Espiando

“-¿De dónde viene?- le preguntó el músico.
-De Mataderos- respondió él.
-¿Por qué dejó su barrio?
-Mi tío Giulio me sacó a patadas.
-¿Tenía motivos?- insistió Arizmendi.
-No me dejaba practicar mi oficio.
-¿Qué oficio?- inquirió Petrovich.
-Remontar barriletes- declaró Sanfilipo entre cobarde y fanático”.

Lepoldo Marechal.
“Narración con espía obligado”.
El beatle final y otras páginas.

En las últimas horas no he podido sacarme de la cabeza mi antigua vocación de remontadora de barriletes. Sí, debo confesarlo. La ligereza del papel, los colores de la cola, los concilios previos a salir para dar con la locación más prometedora. Todo era una fiesta cuando de barriletes se trataba.
“Después, vendrá el olvido o no vendrá, y mentiré para reir, y mentiré para llorar…” Digo, después van pasando los años y las cosas, de la misma manera en que las vocaciones más frescas se marchitan un poco o se caducan del todo. Aparecen mundos nuevos, carabelas, cruces templarias y animalarios. Libros, pinceles y bailes. Paradigmas más íntimos, compartidos de a dos en lugares lejanos, con olor a amarillo y azul “klein”.
Papá siempre se las ha arreglado para agujerear las puertas de esos nuevos mundos e invitarme a instalar una mirilla que me permita espiar qué se cocía en esos hornos. Como para despertar el apetito nomás. Mucho he conocido montada en ese barrilete de agujeros y letras.
Ahora es diferente. Yo tengo algunos mundos más que hace unos años y están del otro lado de las cosas nuestras. Me toca a mí ahora abrir esa rendija fisgona para que él espíe más y mejor. Para abrirle también el apetito y abrazarlo fuerte en el temblor de la emoción y el recuerdo, del viento que las cometas de colores salpican a la cara de quien sabe mirarlas.
Anuncios

5 comentarios on “Espiando”

  1. Melusina dice:

    Copias del Beatle final se ofrecen pa'quien las quiera a la módica suma de 300 euros la palabra… Quemeloquitandelasmanos!!!la tesorera, digo, la melusa

    Me gusta

  2. R. dice:

    Aún sabiendo que voy a sonar descolorido, yo nunca remonté un barrilete. Papá estaba viejo como para querer llevarme a la gaona y el único que tuve era un barrilete de boca: el abuelo no sabía que me hice de Independiente de chiquito.El anteúltimo verano, eso sí, sostuve por pocos minutos una cometa de esas con dos guías que dan vueltitas de un lado palotro.

    Me gusta

  3. Melusina dice:

    Don Aberroncho, lo suyo déjelo pa' los viernes a las 22 que tan bien le queda… y no vale, loco, va de nuevo…Por qué, y porque lo digo yo, viste?lo quieren aberronchadamente

    Me gusta

  4. Melusina dice:

    Don R., yo fui un par de veces a la Gaona a remontar barriletes pero en mi caso de San Lorenzo (obvias razones), luego dejé de hacerlo ya que me convertí al racinguismo (para su pesar) y ahí estoy, en las buenas y en las malas…Por otro lado, siempre hay revancha, vio? Me ecantó lo del anteúltimo verano, prodigiosa memoria Funes, yo no me acuerdo de si tengo segundo nombre… quéloparió…Besos

    Me gusta


Bla

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s