The spoiled generation

Doña Pilar es una fuente de sabiduría inagotable. Es la primacía absoluta del sentido común, cuya cara amable arrecia entre los cartones de leche, el pan recién horneado y las coca-colas del almacén que regentea muy digna en frente de casa.

Tiene una hija que es funcionaria, que nadie puede echar a la calle y que, por tanto, se ha comprado un chalet de trescientos mil y pico que viene sin cocina ni muebles ni rejas en las ventanas que eviten la irrupción de barriobajeros amigos de lo ajeno (y el mal dormir de su madre).

La niña no gana poco, pero tampoco tanto. No tanto como para pagar la entrada del chalet, los tres primeros años de la hipoteca, los electrodomésticos de colores delcorteinglés y, por supuesto, las rejas de las ventanas. La pobre… y la crisis.

A Doña Pilar y a su marido les gusta ir a comer fuera de domingo en domingo, tomar el aperitivo y visitar a la familia de un pueblo de Salamanca. Pero es lo que tiene llevar adelante el negocio propio; hay que trabajar de sol a sol, de domingo a domingo.

Una o dos veces al mes, Doña Pilar le pide a su hija funcionaria que atienda el almacén en domingo para que ella y su padre puedan ir a comer fuera, tomar el aperitivo y, si el tiempo es indulgente, hacer visita relámpago a los primos de Salamanca.

Una o dos veces al mes, la niña le responde que quién la obliga a abrir los domingos, que es una fanática de la tienda y que a su edad más le valdría estar jubilada y hacer con su tiempo lo que le plazca. Al fin y al cabo, debería agradecer el hecho de no tener que mantener más a los hijos, que se han buscado la vida y tan bien les ha salido.

Doña Pilar suspira, frunce el ceño y me desea un buen 2012, mientras me pone el pan en una bolsa y esconde un polvorón de regalo, relleno de sentido común y de nostalgia.

Anuncios

3 comentarios on “The spoiled generation”

  1. Melusina dice:

    Nota: en un exabrupto, Doña Pilar le dijo a su hija, “A ti, si te hacen obispo lloras, no? Pues si a mí me hubiesen hecho obispo a tu edad, hoy sería Papa”. Aboslutamente genial.

    Me gusta

  2. Anónimo dice:

    Aguante la Pilar Papa!!!! que me vende el pan calientito

    Me gusta

  3. Melusina dice:

    Y no hablemos del café, señor Pollo…. EJEM

    Me gusta


Bla

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s