Equipaje alfabético en tercetos II

Apareciste rodeada de una energía propia del Siglo de Oro, en el que se hacía todo porque el mundo era finito y el camino se acababa. Las mariposas que gravitan a tu alrededor me contagiaron de colores y de un objetivo que quise para mí desde el primer momento: disfrutar de la vida sacándole todo lo que la cabrona no quiere darnos. Saliste de tu noche oscura repleta de dientes blancos y perfume de azhar, para recorrer el mundo y buscarte en cada rincón. Siempre estarás conmigo porque decimos lo que pensamos, derribando prejuicios; pidiendo perdón pero nunca permiso. Me llevo tus proyectos y tu fuerza, que hoy me sostienen más que nunca, tus manos recién hechas y tu enorme esperanza.

Hay un campo simbólico que nos dimos entre nosotros desde que nos sentamos juntos en las aulas de la Complu: la navegación. Y como al final todo es coherente, navegamos juntos mucho más allá de la isla del Papa Luna, mucho más allá de los libros y la cultura reproducida al infinito. Hay cafés que, para mí, tienen un sabor que no es de este mundo porque ostentan el color miel de tus ojos llenos de amor. De un amor que se abre a todos aún a tu pesar, porque vos y yo sabemos que nihil est qui nihil amat. Me guardé en secreto tu orgullo ancestral, el deseo de las buenas cosas, tu valentía para continuar la propia senda apartando el ruido de un exterior que contamina. Y como todavía hay justicia, serás feliz hasta sentir que te explota el cuerpo, cuadro que miraré deleitada, tomando un café que sabe solo a vos.

Compañera de andanzas como pocas, te vi hace seis años detrás de tu melena y tus ojos claros, doliéndote la boca de hablar esta lengua misteriosa y molesta que hoy nos une aún más. Fuimos como un aprendizaje, en el que la libertad aparece despacito a medida que nos vamos sintiendo seguras. Me mostraste un mundo paralelo en el que no hay nada más serio que los sombreros y los gatos, los baúles de mudanza y el verdadero amor. Y quise vivirlo con vos, escuchando tus búsquedas en todas las letras del alfabeto cirílico. Me quedé con tu laicismo honesto y tu sensibilidad, con tu ternura vestida de blanco y tus ganas de no meter nunca la pata. Hoy podemos decir que aprendimos nuestra lengua. Y que, afortunadamente, somos de esas excepciones que confirman las reglas.

Anuncios

2 comentarios on “Equipaje alfabético en tercetos II”

  1. Lagartito dice:

    Me tiene usted muy enganchada a estas adivinanzas cirílicas preciosas. El segundo es Lesmes!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Perdone, pero es que si no lo digo reviento.

    Me gusta

    • Melusina dice:

      Por Dios, no hay manera de civilizarla a usté! Pensé que con la obra la cosa cambiaría pero veo que va a peor… Deje de abrir la boca porque le cuento la tercera temporada de GOT enterita, que ya me sé yo muchos personajes nuevos y enlaces endogámicos mágicos que le harán dar vuelta los ojos.
      (me encanta que intente adivinar, para eso es, la quieren melusamente)

      Me gusta


Bla

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s